Noticias

Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar arriba a su séptimo aniversario brindando servicios de calidad

Martes, 10 Marzo 2020
Santo Domingo Norte .- El Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar (HMRA) arribó a su séptimo aniversario con la satisfacción de ser uno de los centros referentes de humanización, limpieza y calidad en la atención materna y neonatal en República Dominicana, afirmó el doctor Rafael Draper durante la rendición de cuentas de los siete años de gestión del establecimiento de salud. En un acto realizado en el Salón de Conferencias con la participación de los subdirectores, gerentes médicos y administrativos, el doctor Draper destacó los logros alcanzados, citando la certificación Madres y Recién Nacidos Bien Cuidados otorgada por UNICEF convirtiéndose el HMRA en el primer hospital de la región con ese reconocimiento. “Damos cumplimiento con todas las entidades rectoras tanto del sector salud, administración pública, administración de los recursos, ética y trasparencia”, informó el doctor Draper. También resaltó las medallas de oro y las tres de plata ganadas durante el Premio Nacional a la Calidad del Ministerio de Administración Pública (MAP), así como los reconocimientos por buenas prácticas durante los siete años, tanto por el Servicio Regional de Salud Metropolitano (SRMS) y el Servicio Nacional de Salud (SNS). El HMRA también ha recibido certificaciones digitales de Normas de Tecnologías de la Información y Comunicación creadas por el Departamento de Estandarización de normas (NORTIC), A2, A3, A4, A5 y E1. Durante su discurso, el doctor Draper manifestó que este centro es el primero en implementar receta digital, el programa de Psicoprofilaxis del parto y el programa de Doulas para ayudar a las embarazadas a no tenerle miedo al dolor. En el Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar se ha mantenido un índice  de mortalidad materna por debajo de la media nacional. “Durante los siete años de esta gestión mantuvimos una visión integral de la administración, nos orientamos a la calidad de todos los servicios, optimización de recursos y alianzas con los grupos de interés, siempre garantizando la atención optima de la Madre y el Recién Nacido”, manifestó el doctor Rafael Draper. El director del HMRA agregó que para poder cumplir con la misión institucional, de acuerdo a los valores definidos, se ha desarrollado la estrategia de la capacitación permanente de los colaboradores, ejecutándose  un total de  516 actividades de formación dirigido a 12 mil 542 empleados.

Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar celebrará su séptimo aniversario

Viernes, 06 Marzo 2020
Santo Domingo Norte.- Con una misa de apertura en la Iglesia Las Mercedes de la Ciudad colonial este lunes 9 a las 5 de la tarde, el Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar dará inicio a la “Semana Aniversaria 2020”, para celebrar el séptimo aniversario de creación, así lo informó el doctor Rafael Draper, director general del centro de salud.  La inauguración oficial será el martes 10 en el Salón de Conferencias a las 8:30 de la mañana donde se presentará la  Memoria Anual a cargo del doctor Rafael Draper.  El miércoles 11 será un día dedicado al conocimiento en el que se impartirá la charla “Importancia de la Odontología en la Lactancia Materna”, a cargo de la conferencista Gloria Reyes, en tanto que el doctor Elpidio Feliz dará la charla “Bioseguridad”.  “Uso correcto de Hemoderivados” es la charla correspondiente al jueves 12 de marzo y la impartirá el conferencista Sócrates Sosa. Ese mismo día está pautada una visita al doctor Reynaldo Almánzar en San Francisco de Macorís. El viernes 13 cierra la Semana Aniversaria con plato fuerte, ya que son varias las conferencias que se expondrán en el Salón de Conferencias, estas son “Alimentación, Salud y Larga Vida”, “HPV”, además la Subdirección de Recursos Humanos reconocerá colaborares meritorios y la clausura se hará con un brindis. El HMRA fue inaugurado en el año 2013 en el gobierno del presidente Danilo Medina y desde entonces la dirección del centro de salud ha cumplido con los más altos estándares de  calidad.  

Papilomavirus humanos (PVH) y cáncer cervicouterino

Jueves, 05 Marzo 2020
Qué son los PVH Los PVH son la causa más frecuente de infección vírica del aparato reproductor. La mayoría de las mujeres y hombres sexualmente activos contraerán la infección en algún momento de su vida, y algunas personas pueden tener infecciones recurrentes. La mayoría de los hombres y mujeres contraen la infección poco después del inicio de la vida sexual. Los PVH se transmiten por vía sexual, si bien no es necesario que haya una relación sexual con penetración para que se produzca la transmisión. El contacto directo piel con piel de la zona genital es un modo de transmisión reconocido. Hay muchos tipos de PVH y muchos de ellos no causan problemas. Por lo general, las infecciones por PVH suelen desaparecer sin ninguna intervención unos meses después de haberse contraído, y alrededor del 90% remite al cabo de 2 años. Un pequeño porcentaje de las infecciones por determinados tipos de PVH puede persistir y convertirse en cáncer. El CCU es, con mucho, la más frecuente de las enfermedades relacionadas con los PVH. Casi todos los casos de CCU son atribuibles a infecciones por PVH. La infección por algunos tipos de PVH también es causa de parte de los cánceres anales, vulvares, vaginales, peneanos y orofaríngeos, que son prevenibles con las mismas estrategias preventivas que el CCU. Los tipos de PVH no oncógenos (en especial el 6 y el 11) pueden provocar verrugas genitales y papilomatosis respiratoria (enfermedad caracterizada por la aparición de tumores en las vías respiratorias que van de la nariz y la boca hasta los pulmones). Si bien esta enfermedad raramente es mortal, el número de recidivas puede ser considerable. Las verrugas genitales son muy frecuentes y muy contagiosas. Cómo lleva la infección por PVH al cáncer Aunque la mayoría de las infecciones por PVH desaparecen por sí mismas y la mayoría de las lesiones precancerosas se resuelven de forma espontánea, todas las mujeres corren el riesgo de que las infecciones por PVH se cronifiquen y las lesiones precancerosas evolucionen hacia el CCU invasivo. En mujeres con un sistema inmunitario normal el CCU tarda 15 a 20 años en desarrollarse, pero en mujeres con un sistema inmunitario debilitado, como las infectadas por VIH no tratadas, pueden bastar 5 a 10 años. Factores de riesgo que favorecen la persistencia de los PVH y su evolución hacia el CCU El tipo de PVH y su poder oncógeno. El estado inmunitario. Las personas inmunodeprimidas, como las infectadas por el VIH, tienen mayores probabilidades de padecer infecciones persistentes por PVH y una progresión más rápida de las lesiones precancerosas al cáncer. La infección simultánea por otros microorganismos de transmisión sexual, como los virus del herpes simple, las clamidias o los gonococos. El número de hijos y la juventud en el momento del primer parto. El consumo de tabaco. Carga mundial de CCU A nivel mundial, el CCU es el cuarto cáncer más frecuente en la mujer. Se calcula que en 2018 hubo 570 000 nuevos casos, que representaron el 7,5% de la mortalidad femenina por cáncer. De las aproximadamente 311 000 defunciones por CCU que se registran cada año, más del 85% se producen en las regiones menos desarrolladas. En los países desarrollados se han puesto en marcha programas para que las niñas se vacunen contra los PVH y las mujeres se sometan periódicamente a pruebas de detección. Estas pruebas permiten que las lesiones precancerosas se detecten en fases en las que todavía pueden tratarse fácilmente. En esos países el tratamiento precoz previene hasta el 80% de los casos de CCU. En los países en desarrollo hay un acceso limitado a estas medidas preventivas y a menudo el CCU no se detecta hasta que está en fases más avanzadas, ya con síntomas. Además, el acceso a los tratamientos de estas fases tan avanzadas (cirugía, radioterapia y quimioterapia) también puede ser muy limitado, por lo que en estos países la tasa de mortalidad por CCU es más alta. La elevada tasa de mortalidad mundial por CCU (tasa estandarizada por edades de 6,9/100 000 en 2018) podría reducirse con intervenciones eficaces. Enfoque integral del control del CCU La OMS recomienda la adopción de un enfoque integral para prevenir y controlar el CCU. El conjunto de medidas recomendadas abarca intervenciones a lo largo de la vida. El enfoque ha de ser multidisciplinar e incluir componentes como la educación de la comunidad, la movilización social, la vacunación, la detección, el tratamiento y los cuidados paliativos. Prevención primaria Prevención secundaria Prevención terciaria   Niñas de 9 a 14 años Vacunación anti-PVH Mujeres mayores de 30 años  Todas las mujeres, según sea necesario Niñas y niños, según proceda Información sanitaria y advertencias sobre el consumo de tabaco Educación sexual adaptada a la edad y la cultura Fomento del uso de preservativos y suministro de estos a quienes tengan relaciones sexuales Circuncisión masculina “Detección y tratamiento” – consulta única Pruebas rápidas de detección de los tipos de PVH de alto riesgo en el lugar de atención Seguidas de tratamiento inmediato Tratamiento in situ Tratamiento del cáncer invasivo a cualquier edad y cuidados paliativos Cirugía Radioterapia Quimioterapia Cuidados paliativos La prevención primaria comienza con la vacunación de las niñas de 9 a 14 años antes de que inicien su vida sexual. Otras intervenciones preventivas recomendadas destinadas a chicos y chicas, según proceda son: educar en materia de prácticas sexuales seguras y retrasar el inicio de la actividad sexual; promover el uso de preservativos y suministrarlos a quienes ya hayan iniciado su vida sexual; advertir contra el consumo de tabaco, que a menudo comienza en la adolescencia y es un factor de riesgo importante de CCU y de otros tipos de cáncer; la circuncisión masculina. Las mujeres que tengan actividad sexual deben someterse a partir de los 30 años a pruebas que permitan detectar células anormales o lesiones precancerosas en el cuello del útero. En caso de que se requiriera tratamiento para eliminar las células anormales o las lesiones, se recomienda la crioterapia, que permite destruir el tejido cervical anormal mediante congelación. Si hay signos de CCU, las opciones disponibles para atajar un cáncer invasivo son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Vacunación contra los PVH En la actualidad hay tres vacunas que protegen contra los PVH 16 y 18, causantes del 70% de los casos de CCU, como mínimo. La tercera vacuna protege contra otros tres tipos de PVH oncógenos que causan otro 20% de los CCU. Dado que las vacuna que protegen contra los PVH 16 y 18 también confieren cierta protección cruzada frente a otros tipos de PVH menos comunes que también son causa de CCU, la OMS considera que las tres vacunas proporcionan una protección similar contra este cáncer. Dos de las vacunas también protegen contra los tipos 6 y 11, causantes de verrugas anogenitales. Los resultados de los ensayos clínicos y de la vigilancia posterior a la comercialización han demostrado que las vacunas anti-PVH son muy seguras y muy eficaces para prevenir las infecciones por PVH. Las vacunas funcionan mejor si se administran antes de la exposición a los PVH. Por tanto, la OMS recomienda vacunar a las niñas entre los 9 y los 14 años, cuando la mayoría de ellas todavía no han iniciado su actividad sexual. Las vacunas no sirven para tratar las infecciones por PVH ni las enfermedades asociadas, como el cáncer. Algunos países han empezado a vacunar a los niños, dado que la vacunación previene los cánceres genitales tanto en hombres como en mujeres; además, dos de las dos vacunas disponibles también previenen las verrugas genitales en ambos sexos. La OMS recomienda que se vacune a las niñas de edades comprendidas entre los 9 y los 14 años, ya que esta es la medida de salud pública más costoeficaz contra el CCU. La vacunación contra los PVH no sustituye a las pruebas de detección del CCU. En los países donde se introduzca la vacuna podría seguir siendo necesario crear programas de detección o afianzarlos. Detección y tratamiento de lesiones precancerosas Las pruebas de detección del CCU se realizan en mujeres que no tienen síntomas y se sienten perfectamente sanas, con el fin de detectar lesiones precancerosas o cancerosas. Si en el cribado se detectan lesiones precancerosas, éstas pueden tratarse fácilmente para evitar que se desarrolle un cáncer. Esas pruebas también permiten detectar el cáncer en sus fases iniciales, en las que el tratamiento tiene más probabilidades de ser curativo. Como las lesiones precancerosas tardan muchos años en aparecer, se recomienda que todas las mujeres se sometan a pruebas de detección a los 30 años y que estas se repitan periódicamente con una frecuencia que dependerá del tipo de prueba utilizada. En mujeres con infección por el VIH que tengan actividad sexual estas pruebas deben realizarse antes, es decir, en cuanto se sepa que son VIH-positivas. El cribado tiene que estar vinculado al acceso al tratamiento en caso de que las pruebas de detección resulten positivas. El cribado sin una posterior atención clínica adecuada no es ético. Actualmente, hay tres tipos diferentes de pruebas de detección recomendadas por la OMS: Pruebas de detección de tipos de PVH de alto riesgo. Inspección visual tras la aplicación de ácido acético. Citología convencional (prueba de Papanicolaou) y citología en base líquida. Para tratar las lesiones precancerosas, la OMS recomienda la crioterapia y la escisión electroquirúrgica con asa. Las pacientes con lesiones más avanzadas deben ser derivadas para efectuar más estudios y recibir la atención clínica adecuada. Atención clínica al CCU invasivo Cuando una mujer presente síntomas sospechosos de CCU, debe ser derivada a un centro apropiado para su evaluación, diagnóstico y tratamiento. Entre los síntomas del CCU en estadios iniciales se encuentran: Manchas de sangre irregulares o sangrado ligero entre periodos en mujeres en edad fecunda. Manchas de sangre o sangrado tras la menopausia. Sangrado tras el coito. Aumento del flujo vaginal, a veces maloliente. A medida que el CCU progresa, pueden aparecer síntomas más graves, tales como: Dolores persistentes de espalda, piernas o pelvis. Pérdida de peso, cansancio y pérdida de apetito. Flujo vaginal maloliente y molestias vaginales. Tumefacción de una o ambas piernas. Dependiendo de los otros órganos que el CCU haya podido afectar, en fases avanzadas pueden aparecer otros síntomas graves. El diagnóstico del CCU debe ser histopatológico. La determinación del estadio se basa en el tamaño del tumor y su extensión hacia la pelvis y órganos distantes. El tratamiento depende del estadio de la enfermedad y las opciones son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Los cuidados paliativos también son un elemento esencial del tratamiento para aliviar dolores y sufrimientos innecesarios. FUENTE: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/human-papillomavirus-(hpv)-and-cervical-cancer

¿Sabes que es la prueba de Papanicolaou?

Lunes, 02 Marzo 2020
La prueba de Papanicolaou es la prueba que se usa con mayor frecuencia para detectar los cambios prematuros en las células que pueden derivar en cáncer de cuello uterino. Esta prueba también se llama citología vaginal. Para la prueba se debe obtener una muestra de células del cuello uterino. El cuello uterino es la parte del útero que se abre a la vagina. La muestra se coloca en una placa de vidrio o en un frasco que contiene una solución para conservar las células. Luego se envía a un laboratorio para que sea examinada en un microscopio por un patólogo. Un patólogo es un médico que se especializa en interpretar análisis de laboratorio y evaluar células, tejidos y órganos para diagnosticar enfermedades. El patólogo puede identificar las células anormales observando la muestra. Las células anormales pueden ser cancerosas, pero más frecuentemente presentan cambios celulares precancerosos y tratables, no cáncer de cuello uterino. Es posible que algunas de las células obtenidas del cuello uterino durante una prueba de Papanicolaou se analicen para detectar el virus del papiloma humano, también denominado VPH. La infección por VPH es un factor de riesgo de cáncer de cuello uterino. El VPH se transmite mayormente de una persona a otra durante las relaciones sexuales. Existen distintos tipos o cepas del VPH. Algunas cepas se vinculan más estrechamente con determinados tipos de cáncer. Su proveedor de atención médica puede realizar la prueba de detección de VPH al mismo tiempo que realiza la prueba de Papanicolaou. O es posible que necesite una prueba de detección de VPH solo después de que los resultados de la prueba de Papanicolaou muestren cambios anormales en el cuello uterino. La prueba de detección de VPH se puede realizar también aparte de la prueba de Papanicolaou. Obtenga más información sobre el VPH y el cáncer (en inglés). La frecuencia con la que debe realizarse una prueba de Papanicolaou depende de su edad, los resultados de pruebas anteriores y otros factores. Conozca más sobre las pautas de detección del cáncer de cuello uterino. ¿Quién realiza la prueba de Papanicolaou? Generalmente, un ginecólogo realiza la prueba de Papanicolaou. Un ginecólogo es un médico que se especializa en el tratamiento de enfermedades de los órganos reproductivos de la mujer. A veces, otros proveedores de atención médica realizan las pruebas de Papanicolaou. Entre ellos se pueden incluir médicos de atención primaria, médicos asistentes o enfermeros profesionales con práctica médica. Si la persona que realiza la prueba es un hombre, es posible que también haya una mujer en la sala, ya sea una asistente o una enfermera. Si los resultados de la prueba de Papanicolaou muestran la presencia de cáncer de cuello uterino, su proveedor de atención médica la derivará a un ginecólogo o un oncólogo. Un oncólogo es un médico que se especializa en el tratamiento del cáncer. ¿Cómo debo prepararme para una prueba de Papanicolaou? A fin de asegurarse de que los resultados de la prueba de Papanicolaou sean lo más precisos posible, no tenga relaciones sexuales durante 2 o 3 días antes de la prueba. Asimismo, para evitar eliminar las células anormales, durante 2 a 3 días antes de la prueba no use lo siguiente: Tampones Espumas anticonceptivas Medicamentos por vía vaginal Duchas vaginales Cremas o polvos vaginales El mejor momento para programar su prueba de Papanicolaou es al menos 5 días después del final de su período menstrual. La prueba de Papanicolaou se puede realizar durante el período menstrual, pero es mejor programar la prueba en otro momento. Durante la prueba de Papanicolaou Su proveedor de atención médica realizará la prueba de Papanicolaou durante un examen pélvico en una sala privada, en su consultorio. Esto solo lleva unos minutos. La prueba puede ser incómoda, pero por lo general no es dolorosa. Es posible que experimente menos molestias si vacía la vejiga antes del examen. Además, intente realizar respiraciones profundas y relajar los músculos durante el procedimiento. Cuando llegue para realizarse la prueba de Papanicolaou, es posible que su proveedor de atención médica le haga algunas preguntas básicas relacionadas con la prueba. Estas pueden incluir: ¿Está embarazada? ¿Usa algún método anticonceptivo? ¿Qué medicamentos ha utilizado recientemente? ¿Fuma? ¿Cuándo fue su último período menstrual y cuánto duró? ¿Tiene algún síntoma, como picazón, enrojecimiento o llagas? ¿Se ha sometido a alguna cirugía u otro procedimiento de sus órganos reproductivos? ¿Alguna vez obtuvo resultados anormales en una prueba de Papanicolaou anterior? Antes del procedimiento, es posible que deba ponerse una bata de hospital en un área privada o cuando su proveedor de atención médica se retira de la sala. Durante el procedimiento, se acostará boca arriba en la camilla con los talones sobre los estribos que se encuentran en el extremo de la camilla. A continuación, el proveedor de atención médica que realiza el examen introducirá con cuidado un instrumento de plástico o metal lubricado en la vagina. Esta herramienta, denominada espéculo, separa lentamente las paredes de la vagina. Esto puede causar cierta molestia. Después de la inspección visual del cuello uterino, su proveedor de atención médica usará un hisopo de algodón o un cepillo cervical para raspar suavemente células de 2 lugares del cuello uterino: Ectocérvix, que es la parte más cercana a la vagina. Endocérvix, que es la parte que está junto al cuerpo del útero. Esta área se denomina la zona de transformación y es el lugar en donde generalmente se desarrolla el cáncer de cuello uterino. Es posible que sienta un tirón o presión durante la obtención de las células, pero en general, no duele. Su proveedor de atención médica untará las células en una placa de vidrio para microscopio o colocará las células en un envase con un líquido que conserva la muestra. Luego, enviará la muestra a un patólogo para evaluación. Después de la prueba de Papanicolaou Usted puede reanudar sus actividades habituales inmediatamente después de realizarse la prueba de Papanicolaou. Puede tener una pequeña cantidad de sangrado vaginal después de la prueba de Papanicolaou. Pero hable con su proveedor de atención médica si experimenta sangrado en exceso. Si la prueba de Papanicolaou muestra células anormales y el resultado de la prueba de detección de VPH es positivo, su proveedor de atención médica puede sugerir una o más pruebas adicionales. La prueba de Papanicolaou es una excelente herramienta de detección, pero no es perfecta. A veces, los resultados son normales aun ante la presencia de células cervicales anormales. Esto se denomina resultado de la prueba “negativo falso”. Los exámenes de detección regulares son importantes. Hable con su proveedor de atención médica sobre la frecuencia con la que debe someterse a una prueba de Papanicolaou. Las investigaciones demuestran que casi todos los cambios cervicales se pueden detectar con exámenes de detección regulares y tratar antes de que se vuelvan cancerosos. Preguntas para hacerle a su equipo de atención médica Antes de realizarse una prueba de Papanicolaou, considere hacer las siguientes preguntas: ¿Quién realizará la prueba de Papanicolaou? ¿También me debo realizar una prueba de VPH? ¿Cuándo me darán los resultados de la prueba? ¿Quién me explicará los resultados? ¿Qué sucede si los resultados de la prueba no son normales o no están claros? ¿Qué otras pruebas serán necesarias si los resultados de la prueba indican cáncer? Después de esta prueba, ¿cuándo debo realizarme la próxima prueba de Papanicolaou?   FUENTE: https://www.cancer.net/es/desplazarse-por-atenci%C3%B3n-del-c%C3%A1ncer/diagn%C3%B3stico-de-c%C3%A1ncer/pruebas-y-procedimientos/prueba-de-papanicolaou

SNS reconoce Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar por reducir indicadores de mortalidad neonatal

Viernes, 28 Febrero 2020
Santo Domingo Norte.- El Servicio Nacional de Salud (SNS) entregó dos reconocimientos al Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar (HMRA),  uno de ellos por su compromiso con el fortalecimiento de los servicios, el excelente trabajo realizado por su equipo humano, su colaboración, entrega  y sus valiosos aportes para la Reducción de la Mortalidad Neonatal durante el 2019. Además fue reconocido por exhibir la mejora en la Reducción de los indicadores de Mortalidad Neonatal en la Red Única Pública en el  año 2019 en comparación con años anteriores. El doctor Rafael Draper,  director del HMRA agradeció la distinción del Servicio Nacional de Salud, de igual forma a los colaboradores del centro, de quienes dijo están comprometidos en brindar servicios de calidad a las usuarias del centro que dirige. Asimismo, el director del Servicio Nacional de Salud, Chanel Rosa Chupany instó a continuar fortaleciendo las buenas prácticas en favor de las usuarias. La distinción a este centro de salud se realizó durante el lanzamiento del plan de Reducción de Indicadores de Mortalidad Materna que será implementado durante este 2020 para continuar con la reducción de estos indicadores en los centros de la Red Pública de Servicios de Salud. En el acto también fueron reconocidos otros hospitales de la Red Única Pública que alcanzaron el mayor descenso en mortalidad materna y neonatal de las últimas décadas, al disminuir 30% en la  materna, 46 madres menos fallecidas y 20% en la neonatal, 462 niños menos que murieron durante el 2019, en comparación con el año anterior. De su lado, el director del Servicio Nacional de Salud, Chanel Rosa Chupany precisó que esos resultados se deben, en gran parte, a acciones implementadas en los 27 hospitales priorizados, que registran alrededor del 80% de los nacimientos del país.

Comisión Nacional de Energía certifica personal de radio protección del Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar

Martes, 25 Febrero 2020
Santo Domingo Norte.- La Comisión Nacional de Energía (CNE) certificó al Hospital Materno Dr.  Reynaldo Almánzar (HMRA) al entregar la Licencia Personal de Operación  (LPO) a los colaboradores de la Gerencia Imágenes que los califica para trabajar como técnicos en una instalación de radiodiagnóstico, correspondiente a la práctica  tipo II. La Comisión también entregó el certificado de renovación de la Licencia Institucional de Operación (LIO) a este centro de salud por cumplir con los requerimientos  del Reglamento de Protección Radiológica. "El HMRA es uno de los primeros centros en obtener esta certificación,  al igual que sus colaboradores", informó la doctora Ana Cristina Sánchez,  gerente de Imágenes. Señaló además que la Comisión Nacional de Energía exige que todos los centros médicos  estén avalado por ellos, “no solo el hospital  como tal,  donde sus laboratorios estén blindados y tengan sus equipos calibrados, sino que el personal que trabaje con este certificado conozca de radioprotección y sepa  de los riesgos y beneficios que producen este tipo de energía. La licencia institucional y personal  es un logro porque el HMRA es uno de los primeros  centros del país  en adquirirla.  Sánchez aseguró que todo el que trabaja radiológicamente expuestos en este centro está certificado de que conoce lo que está trabajando y que conoce de radiaciones ionizantes. 

Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar obtiene Certificación Nortic A4 de interoperabilidad

Lunes, 10 Febrero 2020
Santo Domingo Norte.- El Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar (HMRA) recibió por parte de la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y Comunicación (Optic) la Certificación Nortic  A4 de interoperabilidad, esto como un reconocimiento al esfuerzo que realiza el centro de salud para fomentar el desarrollo del uso y manejo de las tecnologías. Con este logro el HMRA se convierte en la  institución número 23 en obtener cinco  certificaciones, de un total de 276 entidades gubernamentales. Para el Dr. Rafael Draper, “La implementación de la normativa en el manejo de las TICs y el Gobierno Electrónico, contribuyen a que el Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar, continúe asegurando la transparencia y eficiencia de sus servicios”. La certificación tiene una duración de dos años, estará vigente  hasta el 30 de enero 2022, “por lo que seguimos  trabajando arduamente para lograr la recertificación Nortic A5, que establece las directrices que deben seguir los organismos del Estado a fin de presentar y brindar servicios de calidad al ciudadano”, afirmó el  director del HMRA,  Dr. Rafael Draper. La  Nortic A4 de interoperabilidad establece las directrices que deben seguir los organismos a fin de lograr conectar con organismos del Estado dominicano, permitiendo Así el intercambio  de información de una manera efectiva.      

Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar orienta a su personal sobre el Coronavirus

Martes, 04 Febrero 2020
  Santo Domingo Norte.- Ante la vigilancia permanente de las autoridades al Coronavirus, el Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar (HMRA) orientó al personal médico y administrativo con la charla titulada “Vigilancia  Epidemiológica  del Coronavirus 2019”, con el propósito de fortalecer los conocimientos del virus y el protocolo de acción. El director del centro de Salud, doctor Rafael Draper, manifestó que la iniciativa tiene el objetivo de instruir al personal médico sobre la identificación de casos ante posibles brotes del coronavirus en el país. Además, dar a conocer al personal,  las medidas que deben seguirse para evitar el contagio del virus, si llegara a detectarse algún caso. De su lado la gerente de Epidemiología del HMRA,  doctora Dionisia Montilla, señaló que se orientó al personal médico sobre los criterios que deben tener pendientes para poder investigar bien a un paciente y detectar de manera oportuna y certera un posible caso del virus, además del protocolo a seguir para evitar su propagación. “El ministerio de Salud Pública lanzó el 23 de enero de este año una guía de preparación ante la posible entrada del Coronavirus, donde especifica las medidas y definiciones de casos,  los cuales deberían  ser notificados debidamente al Sistema Nacional Epidemiológica, la cual debemos acoger para su implementación”, dijo.   La doctora sugiere lavarse las manos, taparse la boca  al estornudar y dirigirse a un centro médico de sentir algunos de los siguientes síntomas: dolor de cabeza, fiebre, gripe, tos, dolor leve de garganta, escalofríos. Este ciclo de charlas se estará impartiendo durante esta semana tanto a los colaboradores, como a las usuarias que acuden a nuestro centro de salud.   Gerencia de Relaciones Públicas 4 Febrero 2020   ResponderReenviar

Infecciones por coronavirus

Lunes, 03 Febrero 2020
¿Qué son las infecciones por coronavirus? Los coronavirus son un grupo de virus comunes. Se llaman así por sus puntas en forma de corona en la superficie del virus. Algunos coronavirus solo afectan a los animales, pero otros también pueden afectar a los humanos. La mayoría de las personas se infectan con estos virus en algún momento de su vida. Generalmente causan infecciones leves a moderadas en las vías respiratorias superiores, como el resfriado común. Pero también pueden causar enfermedades más graves, como bronquitis y neumonía. Existen varios tipos diferentes de coronavirus humanos, incluyendo el nuevo coronavirus 2019 (2019-nCoV), el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo grave (SARS). ¿Cómo se transmiten las infecciones por coronavirus? En general, los coronavirus humanos se transmiten de una persona infectada a otras a través de: El aire al toser y estornudar Contacto personal cercano, como tocar o estrechar la mano Tocar un objeto o superficie con el virus para luego tocarse la boca, la nariz o los ojos antes de lavarse las manos A través de las heces (poco común) ¿Quién está en riesgo de contraer infecciones por coronavirus? Cualquier persona puede contraer una infección por coronavirus, pero los niños pequeños tienen más probabilidades de infectarse. En los Estados Unidos, las infecciones son más comunes en otoño e invierno. ¿Cuáles son los síntomas de las infecciones por coronavirus? Los síntomas dependen del tipo de coronavirus y de la gravedad de la infección. Si tiene una infección de las vías respiratorias superiores leve a moderada, como el resfriado común, sus síntomas pueden incluir: Secreción nasal Dolor de cabeza Tos Dolor de garganta Fiebre Malestar general Algunos coronavirus pueden causar síntomas graves. Las infecciones pueden convertirse en bronquitis y neumonía, las que causan síntomas como: Fiebre, que puede ser bastante alta si tiene neumonía Tos con flema Falta de aliento Dolor u opresión en el pecho cuando respira y tose Las infecciones severas son más comunes en personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, personas con sistemas inmunitarios debilitados, bebés y adultos mayores. ¿Cómo se diagnostican las infecciones por coronavirus? Para hacer un diagnóstico, su profesional de la salud: Revisará su historia médica, incluyendo preguntas sobre sus síntomas Realizará un examen físico Puede solicitar análisis de sangre Puede realizar pruebas de laboratorio de esputo, una muestra de un hisopo de la garganta u otras muestras respiratorias ¿Cuáles son los tratamientos para las infecciones por coronavirus? No existen tratamientos específicos para las infecciones por coronavirus. La mayoría de las personas mejorarán por sí solas. Sin embargo, puede aliviar sus síntomas al: Tomar medicamentos de venta libre para el dolor, la fiebre y la tos Sin embargo, no le dé aspirina a los niños ni tampoco medicamentos para la tos a menores de cuatro años Usar un humidificador de ambiente o tomar una ducha caliente para ayudar a aliviar el dolor de garganta y la tos Descansar bastante Beber líquidos Si le preocupan sus síntomas, hable con su profesional de la salud. ¿Se pueden prevenir las infecciones por coronavirus? En este momento, no hay vacunas para prevenir las infecciones por coronavirus humanos. Pero es posible que pueda reducir su riesgo de contraer o propagar una infección al: Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos Evitar tocarse la cara, la nariz o la boca con las manos sin lavar Evitar el contacto cercano con personas enfermas Limpiar y desinfectar las superficies que toca con frecuencia Cubrirse la tos y los estornudos con un pañuelo de papel. Luego deseche el pañuelo y lávese las manos Quedarse en casa cuando está enfermo FUENTE: https://medlineplus.gov/spanish/coronavirusinfections.html

Alimentación del lactante y del niño pequeño

Miércoles, 22 Enero 2020
Datos y cifras De acuerdo con la Convención sobre los Derechos del Niño, todos los lactantes y niños tienen derecho a una buena nutrición. Un 45% de las defunciones de niños se asocia a la desnutrición. Se calcula que en 2016, a nivel mundial, 155 millones de niños menores de 5 años sufrían retraso del crecimiento y 52 millones presentaban un peso bajo para su talla; 41 millones tenían sobrepeso o eran obesos. Aproximadamente un 40% de los lactantes de 0 a 6 meses se alimentan exclusivamente con leche materna. Son pocos los niños que reciben alimentación complementaria segura y adecuada desde el punto de vista nutricional; en muchos países, menos de un cuarto de los niños de 6 a 23 meses cumplen los criterios de diversidad de la dieta y frecuencia de las comidas apropiados para su edad. Si todos los niños de 0 a 23 meses estuvieran amamantados de forma óptima, cada año se les podría salvar la vida a más de 820 000 niños de menos de 5 años. La lactancia materna mejora el coeficiente intelectual y la asistencia a la escuela, además de asociarse a mayores ingresos en la vida adulta (1). La mejora del desarrollo infantil y la reducción de los costos sanitarios gracias a la lactancia materna generan beneficios económicos para las familias y también para los países. Visión general La cifra estimada de muertes de niños debidas a la desnutrición es de 2,7 millones, lo cual representa el 45% de todas las muertes de niños. La alimentación del lactante y del niño pequeño es fundamental para mejorar la supervivencia infantil y fomentar un crecimiento y desarrollo saludables. Los primeros dos años de la vida del niño son especialmente importantes, puesto que la nutrición óptima durante este periodo reduce la morbilidad y la mortalidad, así como el riesgo de enfermedades crónicas, y mejora el desarrollo general. Una lactancia materna óptima tiene tal importancia que permitiría salvar la vida de más de 820 000 menores de 5 años todos los años. La OMS y el UNICEF recomiendan: inicio inmediato de la lactancia materna en la primera hora de vida; lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida; introducción de alimentos complementarios seguros y nutricionalmente adecuados a partir de los seis meses, continuando la lactancia materna hasta los dos años o más. Sin embargo, muchos lactantes y niños no reciben una alimentación óptima. Por ejemplo, por término medio solo aproximadamente un 36% de los lactantes de 0 a 6 meses recibieron lactancia exclusivamente materna durante el periodo de 2007-2014. Las recomendaciones se han revisado para tener en cuenta también las necesidades de los lactantes cuyas madres están infectadas por el VIH. Los tratamientos antiretrovíricos actuales permiten que estos niños tengan una lactancia exclusivamente materna hasta los 6 meses y sigan recibiendo lactancia materna al menos hasta los 12 meses con un riesgo significativamente menor de transmisión del VIH. Lactancia materna La lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida aporta muchos beneficios tanto al niño como a la madre. Entre ellos destaca la protección frente a las infecciones gastrointestinales, que se observa no solo en los países en desarrollo, sino también en los países industrializados. El inicio temprano de la lactancia materna (en la primera hora de vida) protege al recién nacido de las infecciones y reduce la mortalidad neonatal. El riesgo de muerte por diarrea y otras infecciones puede aumentar en los lactantes que solo reciben lactancia parcialmente materna o exclusivamente artificial. La leche materna también es una fuente importante de energía y nutrientes para los niños de 6 a 23 meses. Puede aportar más de la mitad de las necesidades energéticas del niño entre los 6 y los 12 meses, y un tercio entre los 12 y los 24 meses. La lecha materna también es una fuente esencial de energía y nutrientes durante las enfermedades, y reduce la mortalidad de los niños malnutridos. Los niños y adolescentes que fueron amamantados tienen menos probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad. Además, obtienen mejores resultados en las pruebas de inteligencia y tienen mayor asistencia a la escuela. La lactancia materna se asocia a mayores ingresos en la vida adulta. La mejora del desarrollo infantil y la reducción de los costos sanitarios gracias a la lactancia materna generan beneficios económicos para las familias y también para los países.1 La mayor duración de la lactancia materna también contribuye a la salud y el bienestar de las madres. Reduce el riesgo de cáncer de ovarios y de mama y ayuda a espaciar los embarazos, ya que la lactancia exclusiva de niños menores de 6 meses tiene un efecto hormonal que a menudo induce la amenorrea. Se trata de un método anticonceptivo natural (aunque no exento de fallos) denominado Método de Amenorrea de la Lactancia. Las madres y las familias necesitan apoyo para que sus hijos reciban una lactancia materna óptima. Entre las medidas que ayudan a proteger, fomentar y apoyar la lactancia materna destacan: La adopción de políticas como el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo sobre la Protección de la Maternidad (N.º 183) o la recomendación N.º 191 que complementa dicho convenio postulando una mayor duración de la baja y mayores beneficios. El Código Internacional de Comercialización de los Sucedáneos de la Leche Materna y las posteriores resoluciones pertinentes de la Asamblea Mundial de la Salud. La aplicación de los Diez pasos hacia una feliz lactancia natural que se especifican en la iniciativa «Hospitales amigos del niño», tales como: El apoyo de los servicios de salud, proporcionando asesoramiento sobre la alimentación del lactante y del niño pequeño durante todos los contactos con los niños pequeños y sus cuidadores, como las consultas prenatales y posnatales, las consultas de niños sanos y enfermos o las vacunaciones. El apoyo de la comunidad, como pueden ser grupos de apoyo a las madres o actividades comunitarias de promoción de la salud y educación sanitaria. Las prácticas de lactancia materna responden muy bien a las intervenciones de apoyo, y es posible mejorar en pocos años la prevalencia de la lactancia exclusivamente materna y su continuidad. Alimentación complementaria Alrededor de los seis meses, las necesidades de energía y nutrientes del lactante empiezan a ser superiores a lo que puede aportar la leche materna, por lo que se hace necesaria la introducción de una alimentación complementaria. A esa edad el niño también está suficientemente desarrollado para recibir otros alimentos. Si no se introducen alimentos complementarios alrededor de los seis meses o si son administrados de forma inadecuada, el crecimiento del niño puede verse afectado. Los principios rectores de una alimentación complementaria apropiada son: Seguir con la lactancia materna a demanda, con tomas frecuentes, hasta los dos años o más. Ofrecer una alimentación que responda a las necesidades del niño (por ejemplo, darles de comer a los lactantes y ayudar a comer a los niños mayores; darles de comer lenta y pacientemente, alentándolos a que coman, pero sin forzarlos; hablarles mientras tanto, y mantener el contacto visual). Mantener una buena higiene y manipular los alimentos adecuadamente. Empezar a los seis meses con pequeñas cantidades de alimentos y aumentarlas gradualmente a medida que el niño va creciendo. Aumentar gradualmente la consistencia y variedad de los alimentos. Aumentar el número de comidas: dos a tres al día para los lactantes de 6 a 8 meses, y tres a cuatro al día para los de 9 a 23 meses, con uno o dos refrigerios adicionales si fuera necesario. Ofrecer alimentos variados y ricos en nutrientes. Utilizar alimentos complementarios enriquecidos o suplementos de vitaminas y minerales si fuera necesario. Durante las enfermedades, aumentar la ingesta de líquidos, incluida la leche materna, y ofrecerles alimentos blandos y favoritos. Alimentación en circunstancias extremadamente difíciles Las familias y los niños en circunstancias difíciles necesitan una atención especial y apoyo práctico. Siempre que sea posible, las madres y los niños deben permanecer juntos y tener el apoyo que necesiten para recibir la opción alimentaria más apropiada entre las disponibles. La lactancia materna sigue siendo la modalidad de alimentación preferida en casi todas las circunstancias difíciles, tales como: lactantes prematuros o con bajo peso al nacer; madres infectadas por el VIH; madres adolescentes; lactantes y niños pequeños malnutridos; familias que estén sufriendo las consecuencias de emergencias complejas; VIH y alimentación del lactante La lactancia materna, y en especial la lactancia exclusivamente materna y precoz es una de las formas más importantes de mejorar las tasas de supervivencia del lactante. Sin embargo, las mujeres infectadas por el VIH pueden transmitir el virus a sus hijos durante el embarazo o el parto, y también a través de la leche materna. Las pruebas existentes revelan que la administración de antirretrovíricos a la madre infectada por el VIH o al niño expuesto al virus puede reducir de forma significativa el riesgo de transmisión a través de la leche materna y también mejorar la salud de la madre. La OMS recomienda actualmente que todas las personas infectadas por el VIH, incluidas las embarazadas y las madres que amamantan a sus niños, tomen medicamentos antirretrovíricos de por vida en cuanto sepan que han contraído la infección. Las madres que viven en lugares de alta prevalencia de morbimortalidad por enfermedades diarreicas, neumonía o malnutrición y donde las autoridades sanitarias recomiendan amamantar a los niños deberían alimentar a sus niños exclusivamente con leche materna hasta que estos cumplan seis meses y, a partir de ese momento, añadir una alimentación complementaria adecuada y mantener la lactancia hasta que cumplan un año FUENTE: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/infant-and-young-child-feeding

Nace la primera bebé del año 2020 en el Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar

Jueves, 02 Enero 2020
Santo Domingo Norte.- El Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar (HMRA) registró hoy el nacimiento de la primera bebé del año 2020. Se trata de la niña Lianny Camile, quien llegó al mundo en perfecto estado de salud vía parto vaginal a las 12:00: AM, tras nueve horas de labor de parto, con un peso de 8 libras. Lianny Camile es la primogénita de la joven Nathali Santos de 20 años y de Yeri Sánchez, ambos residentes en La Javilla de Villa Mella, Santo Domingo Norte, quienes se ganan la vida trabajando en una heladería y una boutique, respectivamente. Los padres agradecieron el trato humanizado y profesional de los médicos y enfermeras que actuaron en el proceso de desembarazo. La labor de parto de la madre primeriza inició a las tres de la tarde del 31 de diciembre del 2019, y estuvo bajo la responsabilidad de los ginecobstetras Patricia Vittini, David de los Santos, Eddy Ferreras y Patricia Pachecho, conjuntamente con el personal de enfermería de servicio. El doctor Rafael Draper, director del HMRA, felicitó a los padres del primer bebé del Nuevo Año y resaltó la calidad profesional de los médicos y enfermeras que realizaron con éxito en el parto. Además, destacó la importancia de la Unidad de Psicoprofilaxis para ayudar a las madres primerizas a perder el miedo al dolor del parto y que puedan traer al mundo a sus hijos sin necesidad de intervención quirúrgica.